martes, 26 de mayo de 2015

DICE MASTERS: LOCOS POR LOS DADOS





Saludos, comandantes!
El año pasado llegó a nuestras tierras de mano de Wizkids la avalancha de Dice Masters con Avengers vs X-Men. Más tarde llegaría la secuela con los Uncanny X-Men y, a principios de este año vimos por el fin la versión de este juego ambientada en el universo de Dungeons & Dragons y la serie de DC Justice League. También está por ahí la edición de Yu-Gi-Oh, aunque voy a tomarme la licencia de no comentar nada sobre ésta última (más que nada porque no conozco absolutamente nada al respecto).

Dice Masters deriva de otro juego similar llamado Quarriors que tiene una temática fantástico-medieval. A grandes rasgos el juego consiste en construir un grupo de personajes, cada uno de los cuales tiene una dotación de dados, y una serie de cartas de acción que estarán disponibles para todos los jugadores. Dicha cartas también tienen unos dados asignados. El juego se sucede ronda tras ronda en cada cual el jugador cuyo turno está en juego extraerá de una bolsa una serie de dados al azar y los lanzará para generar energía. Dicha energía se emplea para comprar dados de los personajes para más tarde extraerlos de la bolsa y usarlos para atacar al contrario. En una partida de Dice Masters cada jugador dispone de un número limitado de vidas y cuando éstas lleguen a cero ese jugador habrá sido derrotado.

El juego recuerda mucho al juego de cartas Magic, salvando las enormes diferencias, eso sí, pero tiene ciertas similitudes. Uno de los puntos interesantes del juego es que todo está a la vista (excepto los dados, que aportan el factor suerte). Esto hace que los jugadores puedan forjar estrategias y tácticas con las cartas del contrario.

Otro de los aspectos que más enganchan a muchos es el tema del coleccionismo. Ante todo, Dice Masters es un juego de cartas y dados coleccionable en el que nos encontramos con varios niveles de rareza o frecuencia. Cuanto más rara sea una carta menos posibilidades habrá de encontrarla en un booster pack (unos sobrecitos en los que vienen dos cartas al azar y dos dados). Esto lo convierte en un verdadero saca-cuartos, eso sí, muy entretenido. Cierto es que aquel que tenga claro completar una colección puede ahorrarse bastante dinero comprando en tiendas especializadas o en la red las cartas que necesita directamente junto con sus dados correspondientes. Aun así, yo creo que parte de la gracia de estos juegos es ese componente social del intercambio antes y después de una partida o un torneo.

En cuanto a sus diversas versiones, Dice Masters ha editado kits ambientados en el universo de superhéroes de Marvel, de DC y en el mundo de Faerun del juego de rol Dungeons & Dragons. También está el kit de la serie de animación Yu-Gi-Oh. Todos ellos comparten los mismo principios en cuestión de reglas y mecánica.

Por la trayectoria que ha tomado el juego supongo que todavía hablaremos más de Dice Masters en un futuro próximo, de modo que si aún estáis dudando si probarlo o no yo os recomiendo que no os quedéis con las ganas. Eso sí, cuidado que engancha!

No hay comentarios:

Publicar un comentario