miércoles, 4 de noviembre de 2015

HACE MUCHO TIEMPO, EN UNA GALAXIA MUY, MUY LEJANA...


Saludos, comandantes!
Ayer os anunciaba el futuro lanzamiento de Star Wars Rebellion, un juego de conquista galáctica basado en el universo clásico de Star Wars. Bueno, el propósito de esta entrada no es otro que hacer una reseña del artículo original publicado por Fantasy Flight en su web, de manera que os insto a todos a que visitéis desde aquí su web y echéis un vistazo a la fuente original.


Bueno, en primer lugar nos encontramos con un juego de esos que, a juzgar por los contenidos, tiene pinta de pesar. Entre sus componentes tenemos más de 150 miniaturas de plástico con un aspecto magnífico. Estas miniaturas representan las diferentes tropas que emplearemos en nuestra campaña de conquista galáctica. Así, tenemos super destructores, destructores, naves de transporte de tropas, soldados de asalto, vehículos de combate AT-AT y AT-ST, cazas de combate (representados por TIE para el imperio y X-Wing y Y-Wing para la Rebelión), snow speaders, corbetas tipo Corellia, cruceros Mon Calamari, soldados rebeldes, cañones de iones, dos Estrellas de la Muerte (una terminada y otra en proceso de construcción) y un generador de escudo como el que vimos en El Imperio Contraataca. Todas las minis tienen un acabado bastante bueno y sólo con mirarlas uno empieza a darse cuenta de la magnitud que puede llegar a alcanzar el juego.


Además de las miniaturas, el juego trae un set de dados especiales, marcadores de héroes y villanos, dos tableros de juego y un montón de cartas y marcadores (como de costumbre). Los tableros están formados por sistemas planetarios con indicadores de los recursos proporcionados por éstos cuando son atraídos a nuestra causa.

En cuanto a las facciones tenemos dos bandos: Imperio y Rebelión. El juego es de dos a cuatro jugadores, lo cual, junto a su aspecto y temática, me lleva a pensar que estamos ante una especie de Runewars de Star Wars. Lo que no termina de cuadrarme es lo de los cuatro jugadores. Supongo que en una partida con más de dos jugadores nos encontraremos con dos jugadores por bando con tareas y misiones particulares y un objetivo común (o algo por el estilo). Bueno, eso tampoco es algo que me preocupe demasiado por el momento, aunque sería un chasco que un juego de esta envergadura se limitara a dos jugadores.

Cada facción tiene varios líderes que serán quienes guíen nuestras tropas a lo largo de la campaña. En la alianza Rebelde tenemos a Leia Organa y Mon Mothma, mientras que en el bando Imperial tenemos al Gran Moff Tarkin y al Emperador Palpatine. Esto explicaría un poco lo que decía del número de jugadores (un máximo de dos por bando, cada uno representando a uno de los líderes). Por lo que leo, cada líder tiene sus propios rasgos que le diferencian del resto y sientan un poco las bases de su estilo de juego y su estrategia. Una cosa muy interesante son las misiones secretas que estos personajes tendrán a su disposición para completar y hacer que la balanza se incline a su favor.

En el artículo original del juego se menciona un dato que a mí me parece muy curioso e importante: la asimetría del sistema de juego. Esto quiere decir que los dos bandos tienen modos de funcionamiento diferentes, todo ello para mantener la tónica de las películas donde nos encontramos con un ejército de la Alianza Rebelde muy escaso y limitado en recursos enfrentándose al vasto poderío del ejército y la armada imperial. De hecho, el Imperio ganará la conquista mediante el uso de su fuerza militar, subyugando sistema tras sistema y eliminando a las tropas rebeldes allá donde se encuentren. Mientras tanto, la Alianza Rebelde deberá esforzarse en atraer más sistemas a su causa, ganando tiempo para lograr que sus comandos saboteen la infraestructura imperial, mermando así sus fuerzas. Si los rebeldes consiguen sobrevivir el tiempo suficiente tal vez logren alzarse sobre el Imperio y asestar su golpe definitivo.

Las posibilidades en este juego son muy amplias, desde las batallas por el control de los planetas hasta intrigas políticas, sabotajes y misiones de todo tipo. Un aspecto muy importante del juego son los movimientos estratégicos por el mapa para tratar de controlar los diferentes sistemas y obtener así recursos para nuestro bando. El factor económico también es vital para mantener nuestra campaña militar y política. Por todo ello el control de los sistemas resulta de suma importancia. Esto hace de Star Wars Rebellion un juego con un componente de gestión de recursos muy importante, lo cual me gusta bastante. Las batallas son muy importantes, pero no lo son todo en absoluto.

Un detalle curioso es el modo de viajar por el hiperespacio. No todos los sistemas están adyacentes entre sí. Aunque no lo parezca, en el universo de Star Wars no es tan sencillo dar esos saltos en el hiperespacio para viajar largas distancias. De hecho, en ocasiones para viajar de un punto a otro hay que hacer determinadas escalas para evitar aparecer en mitad de un campo de asteroides o en una super nova (como ya nos explicó Han Solo en una ocasión). En el juego esto está representado por un código de líneas y regiones de color en el mapa de la galaxia que nos indican las posibilidades de viaje.


En este ejemplo, la flota imperial destacada en Bespin no podría viajar hasta Corellia directamente ya que esas regiones se encuentran separadas por un espacio coloreado en rojo. Para ello, la flota debería pasar primero por Sullust. 

Y por fin llegamos a la fase de combate, que es una de las partes más intensas de esta clase de juegos. Cuando las tropas de uno y otro bando se encuentren en el mismo sistema tendrá lugar una batalla. Si hay flotas de naves presentes primero tendrá lugar un enfrentamiento orbital para dar paso más tarde al encuentro en el planeta en disputa con nuestras tropas terrestres. Si hay líderes presentes éstos aportarán bonus en forma de cartas de táctica y otros recursos.

El procedimiento de combate no parece complicado. Primero usaremos las cartas de táctica que nos aporten nuestros líderes. Luego formaremos la reserva de dados de combate aportados por nuestras tropas y a continuación resolveremos el ataque. Luego golpeará nuestro rival. Habrá una oportunidad de retirada o, de lo contrario la batalla continuará. Importante decir que las consecuencias de las batallas son críticas, ya que están en juego los recursos aportados por los sistemas en disputa, así como la lealtad de sus habitantes a nuestra causa.

 
En este ejemplo de combate nos encontramos con una flota Imperial que se enfrenta a una fuerza de combate rebelde en el planeta Corellia. El Gran Moff Tarkin se encuentra presente, lo que aporta dos cartas de mando al bando Imperial, tal como indica el número 2 en el recuadro azul de su ficha. A continuación el imperial forma su reserva de dados de combate tomando dos dados rojos y uno negro por su destructor y uno negro por cada TIE, obteniendo al final dos dados rojos y tres negros. 

Tal como decía acerca de la asimetría del juego, el bando Imperial basa su poderío en la fuerza militar y su política de terror y conquista, mientras que el Rebelde debe asumir el riesgo a la hora de elegir sus batallas para asestar golpes certeros, aunque no logre vencer en todas las batallas. Esas pequeñas victorias serán las que hagan que la Alianza Rebelde progrese y se sitúe cada vez más cerca de la victoria final sobre el Imperio.

En definitiva, Star Wars Rebellion me parece un juego bastante redondo, muy del estilo de Runewars, como decía al principio, donde deberemos gestionar muy bien nuestras facciones y nuestros recursos para alcanzar nuestros objetivos. Me da muy buena sensación ese grado de asimetría, creo que puede representar muy bien el conflicto entre los dos bandos, tal como vimos en la trilogía clásica. Además, la posibilidad de cumplir misiones paralelas con personajes como Vader, Solo Luke y demás me parece simplemente magnífica.

El juego está previsto que salga publicado en inglés a lo largo del primer trimestre de 2016, lo que significa que hasta el segundo trimestre como pronto no llegará en castellano. Habrá que tener más paciencia que un Sith y devorar cada noticia que vayan dando desde Fantasy Flight. Seguiré informando.

Que la Fuerza os acompañe.

1 comentario: