lunes, 12 de octubre de 2015

EL FIN DEL MUNDO UN POQUITO MÁS CERCA


Saludos, comandantes!
Este fin de semana he tenido el placer de disfrutar de dos partidas de Eldritch Horror. Este juego me gusta más cada vez que juego, la verdad. El puntillo narrativo de sus cartas y sus eventos hacen que uno se meta en la historia y disfrute desbaratando los planes de los Primigenios y las deidades oscuras que pueblan el universo (bueno, en ocasiones solamente nos limitamos a sobrevivir).

En una de esas partidas pude probar la expansión de Las Montañas de la Locura. Esta expansión añade elementos que mejoran el juego y amplían sus posibilidades, como las fichas y las acciones de concentración y las cartas de aventura, por poner un ejemplo. Además, otro elemento que me gustó especialmente fue la carta de Prólogo, que añade un punto de partida nuevo cada vez que jugamos.

Por otro lado, el mini-tablero de la Antártida me parece sencillamente genial. Incorpora nuevas localizaciones con sus propias acciones, portales, criaturas, etc. Me quedé con la ganas de enfrentarme a uno de esos pingüinos gigantes, jajajajaja!

Y lo mejor de todo es que ya va quedando menos para que la próxima expansión de Eldritch Horror vea la luz. Se trata de Vestigios Extraños, una expansión de caja pequeña en la que se incluye, entre otros componentes, un nuevo Primigenio y nuevos personajes. La temática de la expansión gira en torno a los secretos y claves ocultas en monumentos ancestrales levantados en el amanecer de la civilización para prevenir al mundo de su destrucción.

Aún no sé cuándo podremos disfrutar de esta expansión, pero supongo que para estas navidades la tendremos en nuestro poder.

2 comentarios:

  1. "Bueno, en ocasiones solamente nos limitamos a sobrevivir".

    Ésa es la tónica habitual en las partidas que hemos jugad hasta ahora. Como mucho nos contentamos con intentar retrasar lo inevitable XD

    ResponderEliminar
  2. Hola, Israel! Muchas gracias por el comentario! Pues sí, la verdad es que eso es uno de los puntos más interesantes de los juegos lovecraftianos y de Eldritch Horror en particular: su nivel de complicación. Azathoth es sencillito, pero siempre me he quedado a un tris de cagarla. La sensación de no haber triunfado del todo incluso cuando vences a los acólitos de los Primigenios es la gracia de este mundillo. Siempre te queda la sensación de que esto no ha hecho más que empezar...

    ResponderEliminar