jueves, 29 de octubre de 2015

LA NOCHE DEL JUEVES


Saludos, comandantes!
Anoche aproveché para probar el nuevo LCG de Juego de Tronos con un mazo de demostración. El juego en sí me resultó entretenido, aunque con una sola partida tampoco vamos a decir mucho de este juego. En esencia se trata de un juego en el que deberemos elegir muy bien qué enfrentamientos jugar y en qué momento hacerlo. Cada jugador lleva a una casa nobiliaria de los Siete Reinos, la cual está respaldada o apoyada por otra familia. Así, en los mazos de demostración tenemos a los Lannister y los Tyrell actuando contra los Stark y los Baratheon. Claramente, el mazo Lannister destaca por sus atributos de Poder e Intriga, mientras que los Stark sobresalen en el campo Militar y en el Poder. Me explico. En el juego existen tres atributos: Poder, Militar e Influencia. Cada personaje tiene uno o más de dichos atributos y una puntuación de Fuerza. Cuando desafiamos a otro jugador lo que hacemos es elegir un atributo y girar (bueno, arrodillar) personajes con dicho atributo y vamos sumando las fuerzas de cada uno. El resultado obtenido es la puntuación de nuestra acción. El jugador contrario se podrá defender, para lo cual tendrá que hacer lo mismo para conseguir sumar fuerza suficiente para superar nuestra puntuación. Si la iguala o no la alcanza perderá el reto, pero por lo menos minimizará las pérdidas. Si no se defiende con nadie entonces el contrario ganará 1 punto de poder. El jugador que consiga reunir 15 puntos de poder se proclamará vencedor.

En el juego existen cartas de Lugar que nos ayudan a cumplir nuestros objetivos, y también cartas de Evento y Accesorios. También están las cartas de Trama. Al inicio de cada turno elegimos una de las seis cartas del mazo de Trama que cada jugador tiene disponibles y esa es la carta que indicará quién posee la iniciativa, la que nos aportará el oro necesario para poder jugar nuestras cartas y el valor de conquista que indicará las recompensar que iremos consiguiendo a medida que logremos el éxito en los retos que lancemos. También contienen un texto de reglas que se aplicarán en el momento adecuado. Por último,  cada carta de Trama nos indica el tamaño máximo de nuestra mano al finalizar el turno en curso. Si al final tenemos más cartas de las indicadas tendremos que descartarnos.

En general el juego no es nada complicado. Lo de elegir las cartas de Trama y montarse la estrategia para maximizar nuestros recursos a la hora de lanzar los retos tiene su puntillo, aunque tampoco  es nada del otro mundo. Bueno, habrá que ir viendo las cartas del juego completo y probar el modo con más de dos jugadores. Al fin y al cabo esto es Juego de Tronos, donde muchos tratan de repartirse un reino a base de intrigas y espadazos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario