martes, 27 de octubre de 2015

FILMOTECA LOVECRAFT: ¿QUÉ SUCEDIÓ ENTONCES?


Saludos, comandantes!
Es pronto aún para traer películas que, a mi parecer, aluden o se impregnan de cierta temática y trasfondo lovecraftiano. Aún quedan muchas películas basadas en relatos de Lovecraft de las que no he hablado, pero bueno, me apetecía hablar de esta que os traigo hoy. Se trata de Quatermass and the Pit, o, como la conocemos en España, ¿Qué sucedió entonces?. Esta película de 1967 es un claro ejemplo del boom del cine de ciencia ficción de la época. Siempre me ha parecido que aquellos años en los que la escalada armamentística nuclear crecía a un ritmo frenético dieron como fruto grandes historias, a cual más bizarra, de ciencia ficción, terrores de otros mundos y conspiraciones extraterrestres varias.

En el caso de ¿Qué sucedió entonces? nos encontramos con el doctor Quatermass, un científico británico destinado a toparse con amenazas extraterrestres tras cada esquina. La cinta, muy de su tiempo, narra los acontecimientos que suceden durante unas excavaciones en  el subsuelo londinense con motivo de unas obras urbanísticas. Los obreros topan con lo que parece ser una enorme bomba, un vestigio de los bombardeos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial, algo relativamente frecuente en aquellos años posteriores al conflicto. Lo que en un principio parecía ser un hallazgo más acaba por convertirse en un acontecimiento sin precedentes, ya que cuando el personal militar visita la zona descubren que el artefacto no es ningún tipo de bomba conocido. Ni siquiera el material expuesto parece guardar relación con ningún material conocido en la Tierra. El profesor Quatermass no tarda en presentarse en la zona para estudiar el misterioso artefacto que, a cada pala de arena que se retira, cobra más misterio.

Y hasta aquí puedo leer, como suele decirse... Vean ustedes las sorpresas que le aguardan al profesor y a sus ayudantes en esta cinta que, como comprobarán, guarda mucha relación con el imaginario de nuestro autor favorito, el señor H. P. Lovecraft.


2 comentarios:

  1. La recuerdo, era de las mas normalitas. Como muy bien has dicho habia alguna muy bizarra, malas pero divertidas.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Sí, esa es la gracia de este género. Sabes lo que vas a ver y a veces incluso te sorprendes. Al género tampoco le vamos a exigir grandes aspiraciones, tan sólo que nos entretengan y si de paso sale algo original pues mejor que mejor.

    ResponderEliminar