jueves, 2 de julio de 2015

DUNGEONS & DRAGONS Y LOS VIDEOJUEGOS


Saludos, comandantes!
Que los videojuegos y los juegos de rol siempre han estado ligados es innegable. Cierto es que de un tiempo a esta parte los juegos de rol clásicos, los de papel y lápiz, han podido verse afectados o incluso desvirtuarse como efecto del auge de sus hermanos digitales. De hecho, cuando salió la controvertida 4ª edición de D&D muchos lo vimos como una especie de intento de trasladar la mecánica de los juegos online a un juego clásico. Lo cierto es que una cosa no tiene por qué estar reñida con la otra y a mí la experiencia me ha demostrado recientemente que no hay que ser tan integrista es este aspecto. Está bien, ahora parece que lo clásico está de moda, pero eso no quiere decir que el material nuevo, los nuevos sistemas y los nuevos conceptos no tengan calidad y den resultados muy positivos y gratificantes a los jugadores, independientemente de su experiencia.

El caso es que brujuleando por la red en busca de ciertos juegos de ordenador bastante antiguos he dado con un par de sitios que han hecho que me entrara la curiosidad por saber cuántos videojuegos se han llegado a editar de D&D. Sin esforzaros seguramente recordéis más de diez, pero, ¿y si os digo que son más de ochenta? Así es, casi cien videojuegos son los que se han publicado desde mediados de los 70 hasta la fecha basados y desarrollados en los diferentes mundos de D&D. Es increíble la cantidad de material que existe actualmente a disposición de los interesados en la materia. Esta misma tarde, por ejemplo, he estado jugando un rato al mítico Eye of the Beholder, cuyo original tengo entre mis manos afortunadamente. De repente me han entrado unas ganas terribles de hacerme con una recopilación de todos los juegos. Como algunos ya sabrán yo no soy un apasionado de los videojuegos, pero de vez en cuando me gusta echarle un rato si el juego me engancha. Y para eso tampoco hace falta que sea un best-seller, así que tamoco soy exigente.

Entre todos los juegos habidos y por haber de D&D voy a destacar algunos que, bien por experiencia propia, bien por aclamación popular, son juegos que han dejado una huella imborrable dentro del panorama de los videojuegos de D&D.


En primer lugar, y para empezar por orden cronológico, nombraré dos que tienen que ver con Dragonlance: Heroes of the Lance y Champions of Krynn. Estos dos juegos tenían por protagonistas a los personajes principales de la saga Dragonlance. Mientras que los primeros juegos desarrollados en los años 70 eran más juegos conversacionales estos juegos empezaron a incorporar elementos gráficos más propios de los juegos arcade de la época. El aspecto visual iba ganando terreno y con cada juego la importancia de unos gráficos respetables era cada vez más importante.

Más tarde llegaría la saga de Eye of the Beholder y, en 1991, el primer Neverwinter Nights, que sería el primer juego de rol multijugador basado en gráficos, ahí es nada. Más adelante se fueron afinando y evolucionando las tramas, los gráficos y, lo más importantes, los motores y las mecánicas de juego. Poco a poco todas las franquicias de D&D iban teniendo su testigo en el mundo digital.


Avanzaban los años y títulos como Stronghold apostaban por un estilo de juego completamente diferente al del dungeon crwal más clásico. Aquí la cosa iba de crear ciudades y fortalezas y gestionarlas, todo ello dentro del mundo de D&D. Llegamos al año 1994 y nos encontramos con Ravenloft: Strahd's Possession, el primer juego ubicado en el mundo tenebroso de Ravenloft. Un poco más allá descubrimos Birthright: Gorgon's Alliance, donde se mezclaba un poco de todo, incluída la nueva generación de gráficos 3D surgidos a rebufo del famoso shooter Doom. La peculiaridad de este juego es que, al igual que pasaba con su homónimo de papel impreso, éste se centraba mayormente en el desarrollo de un feudo, con gestión de recursos y batallas de masas.


Y ya casi a finales del siglo XX llegamos a una saga de juegos que lo cambiaron todo y que influenciaron en gran medida a toda una generación de nuevos jugadores: la saga de Baldur's Gate y Icewind Dale. En este punto es donde considero que se alcanza un hito en el diseño de videojuegos de rol que van a sentar las bases de la siguiente generación. De hecho, hoy por hoy se han vuelto a editar muchos de estos juegos en plataformas móviles y tablet y gozan de gran éxito y popularidad. La saga de Baldur´s Gate dio pie a la aparición de una nueva edición de Neverwinter Nights, el cual incluía, además, una potente y genial herramienta que nos permitía crear escenarios y aventuras como quisiéramos.

Entrado ya el siglo XXI llegó El Templo del Mal Elemental (que vuelve a estar de actualidad gracias a Neverwinter Online y a la 5ª edición de D&D). Este juego era un tributo a uno de los módulos de juego más famosos de todos los tiempos.

Según pasan los años todo se acelera en la industria del videojuego, hay que estar al día y actualizarse constantemente, cosa que también sucedía en la versión impresa de los juegos de rol, pero con otra cadencia. Los nuevos escenarios de campaña tienen su contrapartida en el mundo virtual, como es el caso de Eberron y sus juegos D&D: Dragonshard y D&D: Stormreach, este último un juego online gratuito con algunos aspectos más roleros que trataban de diferenciarlo de otros competidores.


Neverwinter Nights y sus expansiones prevalecieron, haciendo de Neverwinter el juego por excelencia y durante mucho tiempo fue la base de desarrollo de los siguientes juegos.


Con D&D Tactics llegaría el turno de las consolas portátiles con un juego por turnos, muy táctico, como su propio nombre indica. Con D&D: Daggerdale, aparecido en 2011, nos encontramos con un estilo algo diferente de juego, un poco más centrado en la acción y no tanto en el rol de videojuego con una gestión de experiencia, inventario y demás tan laboriosa, y siempre con el ojo puesto en el supergigante de los videojuegos: las consolas de última generación.

En el último año, como decía antes, hemos visto cómo algunos mitos como la saga de Baldur's Gate han sido editados para los nuevos dispositivos portátiles (smartphone y tablet), así como versiones de juegos de mesa como el Lords of Waterdeep

Actualmente el Neverwinter online es uno de los juegos online multijugador preferidos por muchos jugadores. Lleva en marcha desde 2013 y, al igual que la versión de finales de los 90, éste incluye un módulo para diseñar escenarios que los jugadores pueden compartir con todo el mundo. Este es un gran punto a su favor, sin lugar a dudas.


Viendo todos los títulos publicados vemos que el escenario de D&D por excelencia en lo que a videojuegos se refiere es, sin lugar a dudas, Los Reinos Olvidados. De largo es el que acapara más títulos.

Como veis el universo de D&D es vasto y su sombra muy alargada lo impregna todo. Un dato que siempre me ha gusta recalcar cuando hablo de esto con muchos jugadores de juegos de ordenador a los que los juegos de rol de lápiz y papel no les hacen mucha gracia es que el motor y la lógica de la mayoría de estos juegos están desarrollados bajo las reglas de las diferentes ediciones de D&D. A mucha gente eso no le importa, le resulta transparente. A mí me parece una genialidad. A medida que D&D evoluciona sus hijos virtuales lo hacen con él. Es asombroso este viaje que llevan haciendo desde hace ya 40 años...

No hay comentarios:

Publicar un comentario