viernes, 10 de julio de 2015

REENCUENTRO Y MASACRE


Saludos, comandantes!
Esta es mi entrada número 100 y me encanta poder hacer de ella una entrada especial y muy personal. Y es que la noche de ayer fue realmente emotiva. En primer lugar, nos reencontramos en nuestro club de juegos con unos amigos a los que hacía tiempo que no veíamos y con los que teníamos muchas ganas de jugar. En segundo lugar, nos reunimos en torno a un tablero de Zombicide para jugar un escenario diseñado por uno de nuestros amigos. Nada más ver las dimensiones del escenario, la cantidad de objetivos y el número de zonas por donde nos podían aparecer los zombis algunos presentimos la tragedia que se avecinaba.

Bueno, la verdad es que al principio todo fue relativamente sencillo. Rápidamente nos hicimos con los ingredientes para elaborar un cocktail molotov que empleamos para eliminar a una abominación berserkr que apareció al inicio del escenario por uno de los pasillos del enorme laboratorio en el que nos encontrábamos. Poco a poco nuestro variopinto grupo fue avanzando por los tortuosos pasillos y las siniestras salas descubriendo equipamiento nuevo, zombis a cascoporro y algún que otro perro que nos ayudaría en nuestro periplo. Pese a todos nuestros esfuerzos y nuestro arrojo las hordas de no muertos crecían de forma exponencial y se iban arremolinando en torno a nosotros, que nos habíamos dividido en dos grupos para cubrir más terreno y coger los objetivos cuanto antes. Todo esfuerzo fue en vano y finalmente nuestros supervivientes fueron devorados y desmembrados por los zombis. Eso sí, algunos de nuestros héroes se habían convertido en verdaderas máquinas de matar, la verdad sea dicha, mientras que otros nos limitamos a pasear y tratar de evitar que nos tosieran encima.

La velada fue realmente divertida, no faltó tiempo para las risas. Es lo que tiene juntarse con un grupo de gente tan maja. Espero que esto se convierta en una costumbre, aunque el madrugón del día siguiente nos pase factura. ¡Muchas gracias por una noche tan divertida, chicos! Nos vemos en la próxima.




No hay comentarios:

Publicar un comentario